De primera mano

  • La otra opinión

    Síguenos en: La otra opinión Francisco Javier Vázquez Burgos Las dos caras del proceso Los procesos electorales de Hidalgo y Coahuila, donde información preliminar indica […]

  • Para usted

    Síguenos en: Para Usted Centro: Candidatus habemus: CMC Mario Gómez y González   Las pasadas recientes inundaciones, en primera instancia, desconfiguraron los diferentes esquemas preelectorales […]

  • Lo que dicen los columnistas

    Síguenos en: La renuncia del Presidente   Elisur Arteaga Nava   Proceso   AMLO prometió que renunciaría al cargo de presidente de la República. Supeditó […]

  • El postigo

    Síguenos en: El Postigo “Guerra” preelectoral Ambrosio Gutiérrez Pérez Todavía no se oficializa el triunfo mayoritario del PRI en Coahuila e Hidalgo y ya en […]

  • Lo que dicen los columnistas

    Síguenos en: Los niños con cáncer: víctimas de la lucha anticorrupción   Ricardo Raphael   Proceso   “Nos tratan como mentirosos, pero yo sé qué […]

Síguenos en: Share on FacebookEmail this to someonePrint this page

DE PRIMERA MANO

 

RODULFO REYES

 

Después de la lluvia… bloqueos

 

Este miércoles se reportaron 10 vialidades sitiadas en Tabasco, principalmente en la capital estado, por ciudadanos que demandan de ayuda al gobierno federal, lo que ha obstaculizado la tarea del secretario del Bienestar, Javier May Rodríguez, quien fue enviado por el presidente Andrés Manuel López Obrador para atender las demandas de los afectados por los recientes fenómenos meteorológicos y el desfogue de la presa Peñitas.

El pasado viernes, a su llegada a Villahermosa, de paso a una gira por Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo para supervisar los avances del Tren Maya, el de Tepetitán ofreció hasta 30 mil apoyos para afectados por las lluvias.

En el aeropuerto de la capital tabasqueña reiteró que comisionó a Javier May para encargarse del censo.

Esto provocó tensión entre muchos pobladores por considerar que pueden quedar fuera del padrón de damnificados, y por eso decidieron cerrar carreteras, generando un escenario de caos en el estado que fue difundido por las televisoras nacionales la noche del miércoles.

Las protestas comenzaron la noche del lunes y 48 horas después se continuaban presentando en diversos puntos, pues aunque las autoridades lograban convencer a algunas comunidades, otras seguían el ejemplo e iniciaban hostilidades.

Personal de la Secretaría del Bienestar era insuficiente para atender las quejas: hasta gente que no fue afectada directamente buscaba ser incluida en la lista de quienes van a recibir esos 30 mil apoyos para viviendas.

En medios y en redes sociales la falta de atención se le estaba achacando a May Rodríguez, por lo que algunos se preguntaron si no le afectaría esa sobreexposición en medios.

Y es que se soltó la versión que mandar al ex alcalde de Comalcalco podría ser campaña anticipada, en virtud de que se le considera el delfín de la llamada ‘Cuarta transformación’ para las elecciones de gobernador de 2024.

Paralelamente al señalamiento contra May, personas insensibles empezaron una campaña contra los pobladores que se estaban movilizando, con el argumento de que comienzan a movilizarse “nomás huelen dinero”.

“Ojalá metan al bote a quienes está detrás de los disturbios”, pedían, mientras los acusaban de “zopilotear con la tragedia”.

Sin embargo, esas imputaciones –que si bien las abanderaron seguidores de la 4T–no puede atribuírsele al gobierno de Adán Augusto López Hernández y no deben tomarse como un acto de rapiña política: la historia tiene el registro del porqué se originó la resistencia ciudadana en Tabasco.

En 1988 el máximo dirigente opositor que ha tenido el Edén propuso a sus paisanos “agarrar todo” lo que diera el gobierno.

La consigna de “agarrar todo” pero no votar por el PRI devino en la actitud contra el gobierno que ahora voces interesadas fustigan en las redes sociales.

La duda es si va a ser suficiente el presupuesto federal para atender a todos los tabasqueños que de una forma u otra fueron afectados por la manera en que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) maneja la presa Peñitas.

Y es que con el señalamiento del gobernador de Tabasco de que la empresa productiva del Estado fue la responsable de la reciente anegación en la entidad, habrá pretexto para que los líderes de los inconformes mantengan una lucha cuyo fondo es recibir dinero en efectivo.

Este episodio seguramente es aprovechado por los adversarios del régimen para atizar la inconformidad que ya encontró resonancia nacional por tratarse de la tierra del presidente.

 

 

Síguenos en: Share on FacebookEmail this to someonePrint this page

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*