El Postigo.. Hagamos lo que nos corresponde

  • Lo que dicen los columnistas

    Síguenos en: ¿El indispensable? Agustín Basave El final de la Presidencia de AMLO traerá consigo varios desafíos: creo que si su candidata ganara la elección […]

  • De primera mano

    Síguenos en: DE PRIMERA MANO RODULFO REYES Cuando la pandemia nos alcance Con el encabezado ‘La muerte toca la puerta’, ayer se publicó en este […]

  • Lo que dicen los columnistas

    Síguenos en: Espionaje sin inteligencia Las baterías del gobierno hoy apuntan a los “enemigos útiles” para la demagogia anticorrupción, pero no contra quienes blandieron la […]

  • De primera mano

    Síguenos en: DE PRIMERA MANO RODULFO REYES La muerte toca la puerta Este martes Tabasco registró la cifra más alta de contagios de Covid-19 en […]

  • Lo que dicen los columnistas

    Síguenos en: Arsenal AMLO, Milanés, Cuba y el virus de Noroña Francisco Garfias No se puede justificar la represión de un pueblo que sale a […]

Síguenos en: Share on FacebookEmail this to someonePrint this page

El Postigo
Hagamos lo que nos corresponde
Por: Ambrosio Gutiérrez Pérez

Pasado el informe, el primero de Alejandro Moreno Cárdenas, se multiplican las opiniones, buenas y malas; los análisis menudean, desmenuzan, subrayan, critican y exponen. De los detalles de la organización al contenido de la lectura; de los anuncios de obras importantes al aterrizaje de beneficios para la economía real, micro, de los hogares campechanos.

Y la verdad es que la representación popular, el Congreso, los diputados, serán los únicos que tengan la información completa, los detalles de qué y cómo se hicieron o se harán obras en beneficio de los campechanos. Mucho de lo que hoy escuchamos o leemos hasta el hartazgo en medios de comunicación, en redes sociales, es especulación, es rumor. Verdades absolutas a partir de simpatías o fobias, que por supuesto, resultan verdades a medias, mentiras o falsedades.

Lo que tenemos a la vista, sin embargo, requiere de nuestra absoluta atención. Podrán decir muchos que el informe no les interesa, porque piensan que no les beneficia ni perjudica, pero lo que no debe hacer nadie es desentenderse como ciudadano de eso que se le llama también “la cosa pública”. Porque es el gobierno, en todos sus niveles, el que está obligado a reparar las calles, a poner el alumbrado público, a vigilar que nos llegue el agua potable; que haya buenas escuelas, que funcione el transporte público, etcétera.

Podemos desentendernos del informe, sí, pero no de las acciones de gobierno que se informan en ese informe. Por tanto, sí nos beneficia o sí nos perjudica como ciudadanos. No tiene que ver sí simpatizamos o no con el gobernador en turno, tampoco si militamos en algún partido político o en una religión que desdeñe la política, sí tiene que ver con nuestro entorno inmediato, es decir, con servicios públicos, con educación, con fuentes de empleo en el campo, en la pesca, en la industria. Sería acercarnos, digamos de manera romántica, al manual del buen ciudadano.

Es decir, digamos lo que tengamos que decir; escribamos lo que tengamos que escribir, pero no seamos indiferentes porque como ciudadanos no nos conviene. Aunque se quiera no se puede ser ajeno a la acción de gobierno, por tanto, estar pendientes, calificarla bien o mal, aplaudir o no, es necesario.

La indiferencia de los ciudadanos, su falta de decisión a participar (también influyeron otros factores como la falta de educación y oportunidades), contribuyó por décadas al surgimiento de gobiernos autoritarios, corruptos, déspotas y represivos. Y al contrario, el avance de los medios de comunicación accesibles a los ciudadanos (redes sociales), su concientización y participación activa, ha obligado a la rendición de cuentas, a aplicar la ley a quienes roban o desvían recursos públicos.

El informe de Moreno Cárdenas es una obligación constitucional y el mensaje político su derecho como gobernante. Pero pongamos atención y reflexión a lo que dijo y presentó. Tomemos nota de los hechos y de lo que se comprometió a hacer, porque sólo así tendremos elementos posteriores para calificarlo. El tiempo que lleva en el gobierno, menos de un año, nos indica un arranque meteórico, con empuje, fiel a sus características personales, resuelto a llevar a Campeche a otro nivel de desarrollo. Esperemos que sí, toda gestión que fructifique a favor de Campeche es beneficio para quienes aquí vivimos.

Por supuesto, no lancemos las campanas a vuelo. Pero sí hagamos como ciudadanos lo que nos corresponde.

Rendijas

No sabemos si está acordado así con sus superiores, pero el presidente del PRI estatal se lanzó al ruedo con eso de que dará a conocer la lista de priistas corruptos que, además, serían expulsados de sus filas. En política, aconseja el librito, nunca digas antes lo que vas hacer, pero bueno… ¿Por dónde saltará la liebre en los próximos días? Siguen las protestas contra algunos alcaldes panistas, pero ni su dirigencia estatal los defiende. ¿Por qué será?.. El alcalde de Calkiní llegó al informe solititito, él y su alma, pero así anda incluso en su pueblo.

Síguenos en: Share on FacebookEmail this to someonePrint this page

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*